Se ha producido un error en este gadget.

miércoles, 30 de junio de 2010

Como cuando era un niño

Hola a todos!
Después de un tiempo meditándolo, ayer me decidí a comprar una caña de spinning. Hace ya un tiempo tuve una con muchos señuelos, pero al final la vendí porque no obtuve ningún resultado en cuanto a la pesca se refiere.
Además visto lo visto con los sargos, que apenas asoman el morro y los que salen son de talla minúscula me he decidido a probar.
Como he dicho, ayer me acerqué al decathlon a por una vara. Iba bastante decidido por los comentarios leídos en foros de spinning. Antiguamente tuve una Lure Exalty también comprada en la misma tienda y que me la aconsejó uno de los mejores pescadores de spinning de la zona. Se llama Aritz y está hecho un experto en esta arte de pesca. También hay que decir que pescando a corcho no se queda atrás y obtiene grandes resultados gracias a su buen hacer. No hay más que ver las pescatas que se trae en campeonatos diversos como el de Torres o el campeonato de parejas del año pasado efectuado en Zarautz.


Pues lo dicho, me traje una lure power de 2,70metros con una acción 50-80gr. Aparentemente una buena caña con buenos acabados. Para ser un inexperto como yo más que suficiente...


El carrete que le puse fue un Stradic que uso para pescar a corcho que le va de cine. Me tuve que hacer con unos señuelos de mi hermano que también le mete a esto de la pesca, pero en concreto, es más aficionado al Surfcasting.


Así que esta mañana me he levantado y me he puesto en marcha. Estaba un poco desconcertado, ya que mirando la mar no sabía a donde ir. En esta modalidad todo cambia, no es lo mismo ir a corcho. Sin mucho pensármelo me he decidido por un pedrero al que voy mucho, donde no abundan rocas altas y se puede pescar a la altura del mar..


Nada más llegar montar la caña y a probar con los señuelos. Tenía de lo más variado: Minows, paseantes y demás. Con lo que más lo he intentado ha sido con los minows ya que requieren menos habilidad, que a mí me hace falta.


La mar estaba así:



Al principio lo he intentado con María la segunda y al tercer lance veo como una gran lubina sigue al señuelo a unos 5 centímetros, y aunque lo miraba no le ha entrado y me he quedado sin agua.




SE ME HAN PUESTO LOS PELOS DE PUNTA!!!!

En los siguientes lances no he tenido ninguna fortuna con este señuelos y lo he cambiado por uno de Lucky craft que no me se el nombre. Al primer lance funciona:


Se ve como le sigue una pequeña lubina y antes de subirlo le ataca delante mío enganchándose. La subo sin dificultad, ya que era pequeña. La emoción me superaba, era mi primera lubina a spinning!!


Para soltarla he tenido que andar con cuidado de no dañarme con las poteras y no hacerle daño a ella. En segundos estaba en el agua para crecer:



En los siguientes cinco lances consigo enganchar otra de pequeño tamaño que consigo subirla. Esta venía enganchada del lomo:



Dos fotos rápidas y al agua, como debe ser.

Después he ido recorriendo el pedrero haciendo lances con todo tipo de señuelos y he tenido otra enganchada con una cucharilla Evia que puede tener más de 15 años. Nunca pensé que en pedazo de hierro medio roñado hubiera funcionado. Al subirla se me ha soltado y no he podido fotografiarla. Después ya con el solazo en el cogote y con la mar cada vez más floja no he podido engañar a ninguna más.

Abajo os dejo la foto de mi pescata. Esta vez no hay peces pero lo que si puedo decir es que hoy me sentido como cuando era un niño. Aquel día que pesqué mi primer pez.



saludos.

domingo, 6 de junio de 2010

Algún pez y tres magníficas personas

JUEVES

Hola a todos!
El jueves me arrimé un rato a pescar. La mar había dejado algo y se podía intentar.
El día fue bastante mal y no hay mucho que contar. Salieron bastantes pequeños como este que fueron devueltos al agua:

Tuve un poco de mala suerte al perder las tijeras y la botella de agua que llevé y tuve que irme pronto ya que hacía calor y tenía bastante sed. De todas maneras no creo que hubiera sacado muchos más.

Una puesta en la que estuve fue esta:

En total sólo me llevé estos 3 sargos. Hay que decir que el macizo que utilicé fue el mismo que me fabriqué la otra vez.



VIERNES


El viernes madrugué más de lo habitual para coger sitio en un lugar que creía que iba a estar bien. Al llegar me di cuenta que ya había un par de coches y fuera de ellos tres personas preparadas para bajar. Me encontré la grata sorpresa de encontrarme con Iñaki, Igor (conocidos en el blog de Maky) y Xabier. Habían estado con Maky en Zarautz para ir los cuatro a intentarlo pero Maky no se encontraba bien y les aconsejó donde pescar. Aber si te mejoras campeón!! Charlamos un ratito y me dijeron que me bajara con ellos a pescar. Yo estaba encantado. Nos dividimos en dos grupos, yo con Iñaki e Igor y Xabi por otro lado. Para Xabi era el día de su estreno como pescador de corcho y doy fe de que disfrutó como un enano dándoles matarile a los peces.
Aquí le vemos a Iñaki En plena acción, concentrado:


La verdad que había cantidad de sargos de talla inimaginable. Ni siquiera conseguíamos clavarlos de lo pequeños que eran. Si llegan a tener buen tamaño liamos una buena...La mar estaba paradísima y muy clara. Llegabamos a ver el fondo y la gamba con claridad...

Aquí se aprecia un poco más de golpe:

Sacamos cantidad de estos que salían catapultados al pegarles el tirón de lo pequeños que eran.

Iñaki tuvo málisima suerte con los enroques y tuvo que cambiar bastantes veces el aparejo. Aquí se le ve en plena faena.


Yo desistí ya que estos no hacian más que pescar y yo no sacaba casi ninguno. Además tenía cena con los amigos y no quería cansarme demasiado.
Estos fueron los que salieron hasta la hora del almuerzo. Casi todos los sacaron ellos que se les ve que le meten a esto de la pesca. Me alegré por Xabi, que tuvo la suerte de estrenarse como un campeón, no todo el mundo podemos decir lo mismo.

Hay que ver cómo se cuidan estos de Legazpi. Trajeron comida para dar y regalar:


Después tenían intención de quedarse hasta acabar con el macizo y vaciar el mar. Estaban con ganas e ilusión que es lo que hace falta.
Aquí dejo la foto de los tres mosqueteros de los que me alegro mucho de haberlos conocido y espero volver a encontrarme con ellos en algún pedrero. Tres magníficas personas:

Saludos






.